Se ha publicado en Redacción Médica una entrevista a Ildefonso Hernández Aguado, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública en la Universidad Miguel Hernández, presidente saliente y portavoz para el Cambio Climático de la Sociedad Española de salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS).

Antes de pasar por el Ministerio de Sanidad como director general de Salud Pública, fue médico de pueblo, hizo urgencias de calle y fue técnico de Salud Pública, según él mismo enumera. Especialista en Dermatología en sus inicios, fue durante una estancia en el Centro de Control de Enfermedades de Atlanta (EEUU), a principios de los 80, cuando decidió evolucionar desde esta disciplina a la Epidemiología. La oportunidad de saltar a la primera línea de la Administración sanitaria se la dio el ministro Bernat Soria en 2008 y la de dejar un legado, Trinidad Jiménez, a quien le reconoce el “arrojo” que tuvo al sacar adelante la “ambiciosa Ley antitabaco” que elaboró su dirección. Poco después, la siguiente ministra socialista, Leire Pajín, no le renovó la confianza. Hernández no le discute las razones pero sí “las formas”. Hoy compatibiliza la docencia con una prolífica actividad como investigador y con su participación en la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS) y la Federación Mundial de Asociaciones de Salud Pública (WFPHA).