Tras la celebración de la COP27, el informe técnico «Cambio climático y salud: una visión iberoamericana», elaborado de forma conjunta por SESPAS y la Sociedad Iberoamericana de Salud Ambiental (SIBSA), surge como un documento de apoyo científico para la toma de decisiones, desarrollando diferentes aspectos que relacionan el cambio climático con la salud, así como también algunas cuestiones económicas, demográficas y sociales derivadas de este mismo fenómeno.

Tras una primera visión general sobre la evidencia que sustenta la influencia del cambio climático en la salud, y la necesidad, no solo de mitigar sus efectos, sino también de desarrollar sistemas de adaptación y de gestión del riesgo adecuados, en las secciones 2-7 se realiza un análisis descriptivo más detallado del impacto que las diferentes manifestaciones y consecuencias del mismo (temperaturas extremas, sequías, contaminación del aire…) ejercen sobre la salud, especialmente en las poblaciones más vulnerables, sin olvidar las consecuencias del cambio climático en la salud mental (sección 12).

Las secciones 8-10 contemplan los aspectos demográficos y económicos que se nos presentan con los datos y previsiones actuales.

El papel de las herramientas socioeducativas para estandarizar el enfoque del problema y evitar así ambigüedades, también está presente en el documento (sección 11), destacando el poder de la comunicación basada en la salud para sensibilizar a la población de manera más efectiva. 

La sección 13 se centra en las desigualdades socioeconómicas tanto como determinantes de salud, en tanto que aumentan la vulnerabilidad, como en el incremento estimado de las mismas debido a los efectos del cambio climático, lo que cobra especial relevancia en los países en los que estas desigualdades ya son, de por sí, más manifiestas.

Las secciones finales abordan los desafíos futuros y las estrategias y planes para afrontarlos. La sección 16 está dedicada a la gobernanza, resaltando cómo la visión de «salud en todas las políticas» a todos los niveles (local, nacional, internacional) puede contribuir a mejorar la respuesta conjunta. Además, ofrece una reflexión sobre el papel de la comunidad sanitaria, la salud pública y la salud ambiental en la formulación de políticas climáticas.

Informe Cambio Climatico y salud Roman-comprimido